Las costumbres devienen en rutinas y rituales, en la medida en que, por un lado, relevan de la necesidad de pensar, y por el otro, se convierten en marcas de identidad de grupo. La medicina clínica, al igual que otras actividades, tiene sus rutinas y rituales, algunos de ellos profundamente arraigados.

            Ciertamente las rutinas y los rituales son estrategias que facilitan el trabajo, pero tienen el riesgo de convertirse en mandatos y hasta en normas, y generan no sólo conformismo sino una autocensura que condena cualquier crítica y limita el progreso. Sus seguidores se cancelan a sí mismos la posibilidad de disentir y avalan tácitamente la ruta. Pero la historia posee muchos ejemplos de que quienes han desafiado a la rutina y al ritual pueden llegar a lograr mejores desenlaces, aunque no han dejado de enfrentar objeciones e impugnaciones.

            Muchos rituales de la medicina clínica (si no es que todos) son susceptibles de ser cuestionados, al menos en el sentido de preguntarse si puede haber mejores caminos. Este libro explora algunos de ellos y ofrece argumentos que autorizan a plantear dudas y propuestas, en tanto que tales innovaciones no atenten contra la esencia de la profesión. La variedad de casos exige un flexibilidad que los senderos automáticos no permiten.

 

Desafiando al ritual. Reconsideración de las rutinas de la atención médica

$350.00Precio